jueves, 8 de diciembre de 2016

EL AGRADECIMIENTO TIENE UNA ALTA FRECUENCIA DE VIBRACIÓN. GRACIAS.

Acabo de leer los comentarios del artículo que Miguel A. Santos nos dedicó en el diario la opinión de Málaga. Aún estoy emocionada. No tengo palabras para poder transmitiros cómo me siento en este momento. Agradecimientos para los que habéis dejado esos cariñosos comentarios de reconocimiento. GRACIAS DE CORAZÓN.


Nuestras historias, la de chicharita y la mía, son paralelas, y similares a muchas de las vuestras, de esfuerzo, dedicación, de superación, adversidades, batallas, esperanza, fuerza de voluntad, fortaleza física y mental, coraje, optimismo ante la vida, perseverancia.....ASÍ LO HABÉIS ESCRITO EN LOS COMENTARIOS....pero, nada de ello habría sido posible sin la ayuda de vosotros, mi familia, mis amigos, mis clientes, mis conocidos y para Chicharita, el equipo de la clínica veterinaria y los clientes que a diario nos visitaban.

Recuerdo las tardes en la UCI de Málaga que eran un continuo reguero de visitas y no menos fueron las que siguieron en el Hospital de Toledo. Kilómetros que no eran distancia, pues veníais desde lejos, a pasar una tarde conmigo en el hospital, la piscina, el centro de Toledo, Segovia o donde fuera. Llamadas de teléfono incluso de lo que os encontrabais en esos momentos en el extranjero.


Mi familia, la yaya y mamá vinieron a vivir a Toledo para estar más cerca de mí. Mi cuñada dejó por un mes su empleo y sueldo para cuidarme. Mi amiga Sol, enfermera se escapaba a diario para hacerme la visita del día. Mabel, cada día y durante un mes, antes de ir a su trabajo, a las 8 de la mañana, me traía un cafelito descafeinado del bar y desayunaba conmigo en la habitación. Mis hermanos venían a hacerme reír, ellos son así, y todavía no sé cómo lo hacían, pero lo hacían, lo conseguían. Alejandro me traía helado artesano que compartíamos en esas calurosas tardes del mes de Junio. Felipe, mero observador (por física cuántica ahora sé de su importancia), me visitaba cada tarde y decía lo justo y preciso que necesitaba escuchar. MAS y Lourdes me daban ánimos y esperanzas. Ricardo venía y se echaba su siesta en el sillón después de un duro día de trabajo. Mis amigos, TODOS, imposible nombraros a cada uno de vosotros, compañeros, veterinarios, todos me apoyasteis y me traíais mensajes llenos de energía de "Tú, si puedes".


Para que os hagáis una idea de cómo entre todos afrontamos la situación, voy a recordaros una de las muchas anécdotas que vivimos en esos momentos y que me llenaron de vida.

Estando en la UCI, Unidad de Cuidados Intensivos, tuve el privilegio de tener una habitación para mí sola. COMEDIANTA, una yegua Pura Sangre Inglés de Ricardo y mía, corría una carrera en el Hipódromo de Mijas. Mis hermanos y amigos se presentaron con una televisión en la UCI. Ricardo, aquella noche apostó por ella. Os podéis imaginar, ¿verdad? Yo tumbada en la cama, inmóvil, una semana después de mi accidente, catéter, oxígeno, vías, drenajes, cables, monitores, sueros ....y ellos, sujetando la televisión y la antena torcida, para que yo pudiera ver la espectacular carrera que aquella noche me dedicaron Comedianta, el Jinete y Ricardo. Gritos de "vamos Comedianta" "Vamos" "Ánimo comedianta"...."ánimo".... "vamos"...."tu puedes"..."ya falta poco" "adelanta" "vamos.... pasa al de delante"..tu puedes...venga...., "que gana", "¿a que gana??'" y GANÓ, VAYA SI GANÓ y ganamos.

Ahora sé que lo que ganamos aquella noche, lo realmente importante, fueron esas emociones vividas y compartidas de alegría, felicidad, entusiasmo, fuerza, poder, superación, coraje, dedicación, perseverancia, esperanza (¿os suena todo ésto?) de COMEDIANTA Y EL JINETE, de Ricardo y mía y de todos los que compartimos aquel momento. Esto es lo importante, la emoción que pones en tu vida para conseguir lo que te hace más feliz y mejor persona.

Así pasamos los días, entre lágrimas y risas, diversión y optimismo y a veces, algún momentos de bajón.


Tengo muchas más historias que contar pero hoy lo que quiero es agradecer a todos lo que directa o indirectamente sois mi apoyo, mis bastones y mis restauradores. Sin vosotros esto no es posible.



(Algún día entenderéis porque os llamo restauradores).



GRACIAS de CORAZÓN

OS DEJO LA FOTO DE COMEDIANTA Y EL TROFEO QUE GANÓ




6 comentarios:

  1. Como siempre, una historia preciosa detrás de una persona única.
    Eres increíble!!!

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, una historia preciosa detrás de una persona única.
    Eres increíble!!!

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, una historia preciosa detrás de una persona única.
    Eres increíble!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar